Conexión Con El Doble

Cómo Ha Evolucionado Mi Metodología Sobre La Conexión Con El Doble

62 / 100

Mi metodología sobre la conexión con el doble ha ido evolucionando con el tiempo y aquí te cuento cómo ha sido el proceso.

Allá por el 2013 fui a la formación de Garnier sobre el Doble y fue entonces cuando decidí publicar las entradas sobre el doble (entiéndase doble con el significado de la Teoría del Desdoblamiento del Tiempo de Garnier). Desde entonces,  ha habido un cambio en la metodología que llevaba a cabo y que os exponía en el artículo “Usa tu doble para tener una vida saludable“, es por ello que he decidido publicar esta entrada.

Es probable que a lo que hago en este momento no pueda denominarlo conexión con el doble, aunque para mí en esencia sigue siendo lo mismo. En realidad, los nombres no es algo que me preocupe más bien me centro en ser lo más autorreferente posible e ir hacia lo que siento en cada momento. Quizá sea un culo inquieto o simplemente que como me voy testando cada cierto tiempo en mi vida es normal ir haciendo cambios. Por lo menos esto es lo que me sucede a día de hoy.

Ya en ese artículo te comentaba que no hay reglas fijas y que cada uno ha de experimentar y encontrar la manera que más le resuene para llevarlo a cabo. También he insistido siempre en la importancia que tiene que seas autorreferente y que no hagas las cosas porque otros las estén haciendo, sino que experimentes y pruebes para saber cual es la forma con la que te sientes bien.

Que la experiencia de otros te sirva como una primera toma de contacto o para comenzar, no como algo estricto a lo que no puedas aportar tu parte.

TRES PUNTOS QUE TIENES QUE TENER SIEMPRE PRESENTE:

Nunca me voy a cansar de repetirlo, aun siendo consciente de que puedo resultarte un tanto pesada pero siento que es necesario para que sigas tu camino (tu camino, no el mío, ni el que otro te diga que tienes que seguir, ni que sea el Master del Universo 😛 ). Muchas veces, se tiende por inercia a copiar lo de otros y a seguirlos porque es mas sencillo hacer lo que te dicen y luego quejarse y pensar que te están engañando, hay que salir de estoser consciente y responsabilizarte de cada uno de tus actos, pero muchas veces es más fácil copiar y luego juzgar.

  • Ser autorreferente, porque tú y solo tú eres la que sabes hacia donde ir y porque tú eres la única que tienes las respuestas.
  • Resonar con aquello que decidas llevar a cabo, porque hay muchos caminos  para llegar al mismo destino y no con todos nos sentimos identificadas.
  • Experimentar tu misma y no creerte las cosas que te cuentan, porque lo que le sirve a uno no tiene porque servirte o funcionarte a ti y porque es una forma de encontrarte contigo misma y de re-conectar con tu SER.

Me cansa mucho también escuchar a personas decir de otras personas, con desdén o con lástima, que “alguien” les hace ser de una manera determinada, o directamente las miran con pena y tristeza pensando que las están manipulando.

Será que dan por hecho que esas personas no piensan por sí mismas o que no eligen lo que hacen o no sé qué pensarán de ellas, la verdad.

Recuerda que si piensas que tú haces lo que haces porque eliges, valoras, sientes y decides, esa persona de la que piensas «pobrecita» también lo hace. Cada persona tiene un motivo y una razón para actuar de la forma que lo hace, que no se te olvide nunca. Eso es comenzar a respetar a las personas.

Después de esta disertación que me acaba de salir, jejeje, sigo con el tema.

DE DONDE VINO MI RESONAR CON EL DOBLE

Cuando otras veces he compartido sobre el doble te he dicho, que anteriormente a saber lo de la teoría del desdoblamiento del tiempo practicaba otro tipo de conexión a lo que yo llamaba Yo Superior (basado en algo muy parecido a lo del doble, por lo menos a lo que se refiere a que no tomaba el Yo Superior como algo separado de mí, sino algo que formaba parte de mí).

Todo comenzaría en la adolescencia, ahí es cuando comencé a conectar (o a practicar, experimentar, probar) con lo que yo llamaba mi Yo Superior que creo que tendría mucho que ver con lecturas de esos momentos como El libro de oro de Saint Germain, Metafísica 4 en 1 de Conny Mendez, Ramtha y lecturas del estilo.

Ya sé que te puede sonar extraño, aunque seguro que no tanto como a mí, sobre todo porque yo repudiaba las religiones y todo lo que tuviera que ver con el tema pero no sé cómo en plena edad de rebeldía, de anticristos y de cagarme en Dios a menudo, conseguía aislarme tanto de algunas de las palabras de esos libros y quedarme con el mensaje.

Intuyo que habría parte del mensaje que me llegaba y es por ello que no desechaba todo su conjunto sino que más bien me quedaba con lo que resonaba en mí, algo de lo que tanto hablo. Es cierto que no soy de seguir a mensajeros, gurús o maestros sino más bien me quedo con el mensaje que me transmiten que para mí es lo realmente interesante y con ello voy haciendo mi camino.

Hacía tiempo que llegaban a mi vida puntos de vista y maneras de entender y enfocar la vida con esa filosofía y lo cierto que me gustaba mucho. Ya había hojeado y leído partes del libro en varias ocasiones. Así que decidí comenzar con su lectura, lo único que se me hacía más extraño era la nomenclatura que utiliza el libro (Dios, Espíritu Santo, Expiación,…) debido a que inconscientemente todavía, a veces, hay un rechazo al uso de esas palabras.

No obstante, me permito leer el libro desconectando por completo del significado que yo le daba a esas palabras y ahí es cuando realmente siento que todo lo que cuenta tiene sentido para mí, bueno todo no, hay partes del libro que me siguen pareciendo muy densas. Esas partes me las salto. Leo lo que siento que me hace re-conectar con mi SER.

METODOLOGÍA QUE HAGO ACTUALMENTE

Mi metodología actual es muy minimalista. En la vida siempre tiendo a eliminar todo lo que me sobra, lo que se me hace pesado, intento viajar más ligera, por lo menos en estos aspectos, igual en otros me cuesta más.

Me conecto con mi SER en cualquier momento del día. Aunque por lo general tengo dos fijas, una al acostarme y otra al despertar, lo hago cuando lo siento.

A la noche entrego a mi SER el día y también mi vida, no especifico nada en particular.

A la mañana entrego a mi SER el día, mi vida y sintonizo con el tipo de día que desearía tener (no de las cosas que me van a suceder sino más bien desde cómo me quiero sentir) y repito cuantas veces me haga sentir satisfecha una frase del curso de milagros que es la siguiente: “Hoy no tomaré ninguna decisión por mi cuenta“.

Esto viene porque hay otra frase en ese mismo capítulo que dice así: “Si no tomo ninguna decisión por mi cuenta, esa es la clase de día que se me concederá”, esta última yo no la hago te la pongo para que entiendas de dónde viene la que uso. (Es probable que si no conoces la filosofía de UCDM no conectes con la profundidad de la frase y repetirla como un loro tampoco servirá para mucho pero quizá te de ideas o te resuene de otra manera.)

Durante el día hago pequeñas entregas o conexiones con mi SER en momentos que me encuentro mal o se me atasca algo o me encuentro en una situación bucle de la cual no consigo salir (también te diré que a veces ni siquiera me doy cuenta de usar esta herramienta, jeje, pero con la práctica voy mejorando).

Para hacer la entrega cierro lo ojos, los dirijo a lo que se llama tercer ojo, es entonces cuando siento que estoy en contacto con mi SER y hago la entrega.

¿Sencillo no? A mí me hace sentir muy bien, me parece muy práctica y actualmente es lo que resuena en mí. Me interesa tomarme lo que me llega en la vida con una actitud lo más neutral posible y es con esta metodología que, por el momento, me encuentro a gusto.

Si este artículo te ha ayudado te animo a que lo compartas para que llegue a más personas y si quieres contarme tus experiencias en los comentarios me encantará leerte. ¡Gracias!