Explicación De La Frase “Hoy No Tomaré Ninguna Decisión Por Mi Cuenta”

65 / 100

En el post anterior comentaba que dentro de la práctica minimalista de conexión con mi SER repetía varias veces la siguiente frase: “Hoy no tomaré ninguna decisión por mi cuenta” hoy te voy a explicar más en profundidad lo que esto significa para mí y también te voy a compartir lo que dice el libro Un Curso De Milagros al respecto.

Me di cuenta que quizá no quedó del todo claro el significado de esa frase sobre todo para las personas que no sepan de la existencia o no estén familiarizadas con el libro y en realidad creo que el concepto puede servirte aunque no estés en consonancia con el libro en sí. Todas sabemos que a lo largo de un día tomamos no una sino cientos de decisiones. Sí, sí cientos, algunas las hacemos conscientes y otras son totalmente inconscientes.

AUTOSABOTAJE A LA HORA DE TOMAR DECISIONES

El autosabotaje a la hora de tomar decisiones es más habitual de lo que puedes estar imaginando. Te voy a poner un ejemplo:

¿No te ha sucedido que en el momento de tomar una decisión te sientes conectada contigo misma teniendo claro qué hacer, decidir, elegir o lo que sea que la situación requiera?, vamos que con la primera decisión que ha llegado a ti te sientes plena y expansiva y de repente (no sabes porque) empiezas a vagar por una serie de pensamientos, análisis y razonamientos. Cuando acabas de tener todo en cuenta para llegar a la mejor solución resulta que te sientes incómoda, no estás a gusto, está llenas de miedos e inseguridades con lo claro que lo habías tenido al principio.

Y entonces eres un matojo de dudas, ya no tienes nada claro. Ni siquiera lo que ibas a hacer al principio te parece buena idea ya que te has encargado de autosabotear cualquier ápice de buena sensación con pensamientos del tipo «y sí»,«no es una buena idea», «mira que si luego», «estás segura que es lo correcto», etc. Para conseguir eliminar ese diálogo interior es para lo que sirve recordar esa frase. No es porque no vayas a tomar decisiones, tomar las tomarás pero en estos casos en los que tu ego consigue desviarte del camino es cuando te será útil.

¿QUÉ SIGNIFICA ESO DE NO TOMAR DECISIONES?

El no tomar decisiones significa que no vas a divagar con infinitos pensamientos, no vas a juzgar, más bien vas a aprender a escuchar lo primero que te llega, para lo cual, tomarte unos segundos y conectar con tu SER interno es esencial, luego deja que llegue la “respuesta” y llévala a cabo.

Esto ayuda a silenciar esa maraña de pensamientos que en ese momento te alejan del propósito. Silenciar quiere decir no hacerles caso porque los pensamientos seguramente sigan llegando pero el caso es no alentarlos, pasar de ellos y entonces como que se pierden, se desconciertan e incluso acaban por desaparecer.

En realidad es igual que cuando alguien viene con ganas de discutir, de incordiar, de intentar sacarte de tus casillas y tu no reaccionas, no le das bola, al final se cansa y/o cambia de tema o se pira ¿verdad? en esto hay un poco de eso. Si no sigues la corriente a esos pensamientos del ego el volumen se vuelve tan bajo que ni los escuchas ya que estás poniendo atención a tu SER interno.

LO QUE DICE EL LIBRO UCDM

Te voy a transcribir una parte del texto del curso de milagros (UCDM) en donde habla de esto ya que quizá esté más claro, al fin y al cabo seguro que en mis palabras no deja de ser una interpretación de lo que he leído y quizá tú puedas no sentirlo ni entenderlo así.

Respecto a la frase HOY NO TOMARÉ NINGUNA DECISIÓN POR MI CUENTA el libro cita textualmente:

Esto quiere decir que estás eligiendo no ser el juez de lo que se debe hacer. Pero quiere decir también que no juzgarás aquellas situaciones en las que te veas llamado a tomar una decisión. Pues si las juzgas, habrás establecido las reglas que determinan cómo debes reaccionar ante ellas. Y así, una respuesta diferente no haría sino causarte confusión, incertidumbre y temor.

El mayor problema que tienes ahora es que todavía decides primero lo que vas a hacer, y luego decides preguntar qué es lo que debes hacer. Y es posible que lo que oigas no resuelva el problema tal como lo percibiste inicialmente. Esto conduce al temor porque contradice tu percepción, de modo que te sientes atacado, y, por ende furioso

Resaltaré de este texto dos cosas:

1.- No juzgar las situaciones que te llegan o aquellas en las que debas tomar una decisión.

2.- Ante una toma de decisiones, primero pregúntate ¿qué es lo que debes hacer?, conecta con tu SER interno y atenta a lo primero que te viene.

¿Te ha gustado este post? Si te he ayudado ahora puedes ayudarme a mí compartiéndolo con aquellas personas que sientas que les puede servir. ¡Gracias!